Aprendizaje distribuido y abierto

La mediación distribuida es una forma de aprendizaje que coordina el trabajo de los docentes junto con sujetos de otros ámbitos, contextos, mejorando así la colaboración y el aprendizaje. Busca que las escuelas sean nodos, en donde el aprendizaje se dé de forma distribuida. Busca la “creación y gestión del conocimiento colectivo como estrategia significativa” (ANEP, 2014); está basado en el conectivismo. La presencia de la tecnología en la sociedad actual ha producido muchos cambios en nuestros modos de concebirlo. El aprendizaje y la mediación en los entornos donde éste se produce se han modificado significativamente.

aprendizaje en red

Este tipo de mediación es una nueva forma de relacionarnos, de aprender, que genera confusión. Antes estábamos restringidos a un determinado número de decisiones. Hoy en día la complejidad de las sociedades humanas provocan que tengamos una amplia gama de opciones: multiplicación de los ámbitos de experiencia., la cantidad de alternativas y escenarios en los que te mueves y participas se han multiplicado, la permanencia en los modos de vida. Antes las cajas de desarrollo eran: médico, cura, secretaria; eran muy limitados, sobre todo para las mujeres.

El internet revolucionó por completo nuestras formas de ver el mundo, y por lo tanto a la educación también. Además de proporcionar medios para la formación, como el acceso a información, comunicación simultanea, deja de ser el único y el centro de aprendizaje, para convertirse más bien en “un nodo más de redes de instituciones y personas que comparten y cran conocimiento” (ANEP, 2014). Ya no es el monopolio del conocimiento, sino que éste se comparte y crea junto con otras instituciones. El internet permite la comunicación en red, a través de la formación de entornos de red. Las prácticas y el espacio están conectados a través de redes específicas, flujos de información, en donde se vinculan actividades de diversa índole. Se articula el lugar y personas que ejecutan las actividades, la red de comunicación material que las conecta y el contenido que fluye a través de la misma.

Este tipo de mediación le da un lugar muy importante a la socialización, en donde se contrastan formas de pensar y de actuar. Fomenta además el aprendizaje entre iguales, facilitando procesos de enseñanza-aprendizaje distribuidos. Provoca la descentralización de los aprendizajes escolares, formando redes mucho más complejas y caóticas, en donde los nodos ya no se conectan de manera lineal, sino más bien a través de flujos de información en todas las direcciones, sin jerarquías establecidas; es un aprendizaje más de pares, de colaboración, de ayuda mutua, en donde se desdibujan las figuras de autoridad, pues se trabaja bajo la premisa de que todos y cada uno estamos en procesos de aprendizaje continuos, permanentes y en progreso (indefinidos). Se trata de redes interconectadas de formas muy complejas y diversas, en continua construcción, cada segundo, todo el tiempo. Te permite ser parte de la comunicación y la autocomunicación de masas.

Ejemplos de nuevas rutinas de aprendizajes distribuidos (Suárez, 2012):

-PLE (Personal

-Learning Environment)

-Redes sociales (Social Network)

-MOOC (Massive Open Online Course)

-m-learning

El aprendizaje entonces se vuelve flexible y descentralizado, permitiendo un acceso a múltiples recursos, de manera libre, y dependiendo de los gustos e intereses de cada sujeto en específico. La libertad está en que ya no se trata de que el maestro te diga e imponga qué aprender y construir, sino que el sujeto, a partir de una amplia variedad de opciones, y siendo él mismo colaborador y constructor del mismo conocimiento, puede diferir entre diversos temas y socializar con grupos de personas afines a él. Redes que coexisten. Redes que posibiliten el aprendizaje más distribuido.

Entre los recursos se encuentran bibliotecas virtuales, foros de discusión, debates simultáneos, actividades virtuales, comunicación en línea, etc. El aprendizaje en red te permite obtener conocimientos sin estar limitado a un salón de clases o a un profesor. “Facilita que profesores, estudiantes y contenidos estén ubicados en sitios distintos y hace posible procesos de enseñanza-aprendizaje descentralizados e independientes del espacio y del tiempo” (ANEP, 2014). Esto, combinado con la modalidad presencial a la que estamos acostumbrados, potencializa las capacidades del sujeto para autodeterminarse y formarse, pues una de las claves está en el protagonismo que, en la mayoría de los casos, había estado ausente en los procesos de enseñanza-aprendizaje hasta el momento. Así, empezará a crear sus propios caminos, pensar por él mismo, y tener una responsabilidad mucho mayor en sus procesos de aprender. Tienes la libertad de empezarlos ni no terminar, de saltarte a los temas que te gusten, de explorar más de aquello que llame tu atención. Es decir, tú eres el dueño de tu propio proceso de aprendizaje.

Hoy en día el promedio de empleo que tendrá una persona a lo largo de su vida es 14. Muchos de ellos las creará él mismo, inventando sus espacios de desarrollo profesional, multicidad. Hoy existen distintas formas de vivirnos como profesionales, participando en entornos que implican el mundo virtual y presencial, que se combinan; por ejemplo la gente trabaja y tiene juntas de trabajo a través del teléfono (homeofice).

Hay una velocidad en los cambios, por la cantidad de cosas que se producen hoy, de contenido que se sube a la red, de información que se genera. Las oportunidades también han cambiado; la toma de alternativas se vuelve compleja porque hay mucho de dónde escoger, más difícil el hecho de tomar decisiones por tantas alternativas. Entonces pues, el fenómeno del internet está modificando prácticas del mundo: ocio, economía, la forma de comprar, la forma de socializar. Hay una hibridación de entornos: entre el natural (donde siempre nos habíamos movido, presencial), el urbano, el tecnológico; todos se enciman.

El cambio radical fue cuando se cambió de la web 1.0 a la web 2.0. Antes del 2004 grandes programadores generaban contenido (unos cuantos nada más) y nosotros éramos consumidores. Después de esta fecha comenzó una revolución tecnología, donde un mayor número de personas comenzaron a generar apps; ya no solo somos consumidores pasivos. Tenemos el potencial de generar información y compartirla fácilmente; la estructura de la web cambió y por lo tanto el ejercicio del control del contenido también. Ahora las aplicaciones son fáciles de usar, sin necesidad de utilizar editores de texto sin codificar.

La función mediadora ha cambiado entonces, la relación sujeto-respuesta. El internet es un espacio con herramientas de condición social distinta, entorno nuevo en donde participamos, nos relacionamos, interactuamos y aprendemos diferente. Ahora podemos, a partir del conocimiento generado por alguien más, editar y producir algo nuevo a partir de esa combinación. Es un entorno de red diversa a la que antes no podíamos acceder. Sin embargo hay que tener en cuenta que información y conocimiento no es lo mismo. Estos espacios sin embargo permiten esa construcción, a partir de nuevos entornos sociales y culturales.

Ahora podemos aprender en cualquier lugar y momento, a través de conversaciones en la red. Antes estábamos centrados en aprendizajes de tipo cerrados: cursos en sistemas cerrados como moodle, planeadas y diseñadas para aprender. Estos entornos se están entremezclando .

 

INTELIGENCIA DISTRIBUIDA

Cada participante de un entorno determinado tiene saberes y habilidades potenciales, que se ponen al servicio de los otros que están interesados en lo que uno aporta, y así mismo en lo que los demás contribuyen a nuestros trabajos. El mundo físico presencial ya no es un limitante (la restricción del espacio y tiempo ya no están). Intercambiar saberes de manera tan rápida sería imposible sin la mediación tecnología de por medio.

En clase comentamos que si estuviéramos leyendo el New York Times durante un mes, adquiriríamos toda la información que en 1910 las personas hubieran obtenido en toda su vida. Aprender no es solo consumir contenido (repositorios), sino que se trata de conectarte con nodos especializados, conectar con aquellos que saben de lo que te interesa. El triángulo didáctico del aprendizaje (alumno-profesor-contenido) se modifica. Ya no es un triángulo, ahora es una red entretejida, compuesto por personas, medios, entornos y recursos.

Ahora surge la pregunta de cómo aprendemos a través del internet. Están habiendo pedagogías emergentes, intentos de diferentes expertos por tratar de entender cómo es que hoy aprenden las personas y nos relacionamos.

El esquema profesor-alumno no se ha eliminado, pero se ha hecho una relación didáctica de muchas otras, se esta reelaborando por lo nuevo. Aprender en internet no es aprender solo, ni con una máquina; nuevas mediaciones y dispositivos están en juego junto con las personas; ahora hay una mediación tecnológica. Las formas tradicionales de enseñanza aún siguen influyendo en esta nueva modalidad virtual, sobre todo porque, al tratarse de algo nuevo, tiende a generar miedo en las instituciones, “miedo a lo desconocido” (Suárez, 2010).

“Falta infraestructura logística en las escuelas y hogares familiares”. La colaboración es una parte esencial de la mediación distribuida; falta camino por recorrer para desarrollar este nuevo tipo de formas de relacionarnos con los demás, de socialización en espacios novedosos y complejos, donde se requiere una participación activa y el desarrollo de multitareas. Requiere también de una mayor permanencia, estar conectado todo el tiempo, en conversaciones permanentes, lo cual puede generar el síndrome del burn out. Falta aún trabajo para lograr para que se consoliden las sociedades en red y el conocimiento en el mismo, resultado del desarrollo de “procesos colaborativos, y el conocimiento de estrategias y herramientas que lo permitan”; además de tener en cuenta que se trata de procesos progresivos en donde docentes y alumnos tendrán que irse acostumbrando a estas nuevas formas de trabajo (primero los profesores para después utilizarlas con los alumnos).

Los avances realizados hasta el momento y las experiencias desarrolladas aún son pocos, en la práctica educativa, en los centros de investigación y en las políticas educativas. Sin embargo se está avanzando de formas aceleradas en esto, aunque no nos demos cuenta. Las preguntas que habrá que seguirnos contestando son ¿cómo se aprende en este espacio de caos en donde hay una hibridación de escenarios? ¿Cómo propiciar mediadores potenciales en la red donde puedes aprender?

 

Bibliografía

ANEP. (2014). Aprendizaje Abierto y Aprendizaje Flexible. Obtenido de Más allá de formatos y espacios tradicionales:http://www.anep.edu.uy/anep/phocadownload/Publicaciones/Plan_Ceibal/aprendizaje_abierto_anep_ceibal_2013.pdf

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Aprendizaje distribuido y abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s