Humanismo y reflexión sobre aprendizaje

El aprendizaje es un proceso en el que el alumno se acerca a ser la mejor versión de él mismo. Desde la teoría humanista, el docente no es lo único importante sino que el protagonista en el aprendizaje es el alumno. El estudiante es un ser complejo, total, que piensa tiene sentimientos emociones aspiraciones sueño tiene potencialidad de aprender y desarrollarse. Es un ente activo, capaz de agenciarse de su proceso de aprendizaje. La educación se tiene que dar a través de sentimientos de afecto, de comprensión y empatía. El docente le debe transmitir esto a sus alumnos en sus clases, que su discurso y sus acciones sean coherentes. El objetivo de la educación es que el alumno llegue a autorrealizarse.

Ya no se trata de mirar al hombre como un ente pasivo, ni como alguien que se puede controlar o moldear, lleno de patologías. Como seres humanos estamos en continuo proceso de desarrollo y aprendizaje. No es un ente aislado, microscópico, sino activo.

Somos electivos de nuestro propio destino, libres y responsables de nuestras acciones. Además, nuestras percepciones son subjetivas, es decir no existe una única definición para la realidad, ni una interpretación unívoca de ella. Por tantas diferencias existentes entre los seres humanos, es iluso pensar que la educación debe ser uniforme para todos.

El aprendizaje en el humanismo no se basa en imponer, sino en disponer de recursos para que el alumno elija los que crea convenientes para su aprendizaje. Entre estos están la experiencia del docente, sus conocimientos, además de tecnologías, materiales, viajes etc. Todo esto con el objetivo de potencializar las capacidades del ser humano. El ser humano tiene tendencia al crecimiento y a la realización; sus actos son intencionados por lo que tiene una orientación por sus metas y un sentido en sus acciones.

La educación en el humanismo se caracteriza también por el uso de contratos; la división del grupo; el trabajo de investigación y/o elaboración de proyectos (para esto el docente tiene que implementar el interés por el conocimiento, haciendo atractiva la búsqueda de información) y por último las tutorías entre compañeros.

Concuerdo bastante con el humanismo, pues la educación, según esta teoría, se basa en que todos los alumnos son diferentes, y los ayuda a ser más como ellos mismos y menos como los demás. Se preocupa por formar al hombre mejor, hacerlo reflexivo, mas humano, en vez de simplemente llenarlo de información como si fuese un almacén.

Es importante que las instituciones educativas sean más flexibles, y que promuevan el aprendizaje significativo o vivencial; es necesario valorar la creatividad de los alumnos, el trabajo en equipo y la colaboración, así como estimularlos para que se vuelvan autogestivos de su aprendizaje.

La educación debe ser más libre y basarse en aportar técnicas y métodos para hacer frente a los problemas reales. La educación en el humanismo se caracteriza también por el uso de contratos; la división del grupo; el trabajo de investigación y/o elaboración de proyectos (para esto el docente tiene que implementar el interés por el conocimiento, haciendo atractiva la búsqueda de información) y por último las tutorías entre compañeros.

Conductismo Cognoscitivo Social Humanismo
Aprendizaje: Se basa en modificar conductas a través de estímulos-respuestas.

Docente: Es la máxima autoridad.

Alumno: Se puede llegar a hacer de él lo que uno desee. Es manipulable, pasivo.

Aprendizaje: Se basa en el modelamiento de comportamientos para que otros las imiten a través de mecanismos como la observación.
Docente: Se encarga de ser el modelo para que los alumnos lo imiten.Alumno: Es importante su parte cognitiva, sus conductas y el ambiente.
Aprendizaje: Proceso continuo con el objetivo de llegar a la autorrealización, a llegar a ser la mejor versión de uno mismo.

Docente: Guía, fomentador, dispone de recursos para que el alumno decida entre ellos.

Alumno: Libre, autónomo, autogestivo, capacidad de autoorientación, potencialidad para el crecimiento y el aprendizaje.

El aprendizaje es un proceso continuo que termina sólo cuando morimos. No se basa en la acumulación de conocimiento, sino en el desarrollo de capacidades de pensamiento, reflexión, comprensión, afecto (capacidad de amar y respetar) y socialización (capacidad de convivir con otros). Su base se encuentra en la educación del hogar, y posteriormente en la escuela y en las relaciones sociales. Es un proceso en el que necesitamos ser acompañados de personas con experiencia, quienes nos quieran y les importemos.

Aprendemos a través de la observación de los demás, y así imitamos. Además la experiencia es una fuente importante de aprendizaje, que determina el modo en el que visualizamos la realidad. Aprendemos a través de modelos, principalmente de nuestros padres. La modificación de conductas también es importante, a través de reforzadores primarios y secundarios. Como seres humanos tenemos la capacidad inherente de aprender, y de mejorar hasta la autorrealización; es ésta una de las principales tareas de la educación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s